Tipos de Asanas

 In Yoga

Namaste,

En la entrada anterior hablábamos de la importancia de tomar consciencia antes de realizar una sesión de yoga.

En esta entrada, me gustaría comentar los diferentes Tipos de Asanas para ayudarnos a la práctica en casa, de lo que hablaremos en la próxima entrada.

Cuando practicamos yoga es recomendable realizar al menos una postura de cada tipo, vamos a ver los diferentes tipos, los beneficios y algunas de las posturas más habituales de cada uno de ellos:

  • De pie:

Estas posturas nos ayudan a fortalecer las piernas, alargar los costados, la columna y el abdomen. Algunas de las posturas más habituales, son: Trikonasana (triángulo), Virabhadrasana I (I guerrero), Virabhadrasana II (II guerrero) o Prasarita Padottanasana (pinza de pie separada).

  • Equilibrio:

Estas posturas nos ayudan a aumentar el equilibrio y la concentración, del cuerpo y de la mente. Algunas de las posturas más habituales, son: Vriksasana (árbol), Garudasana (águila) o Natarajasana (siva danzante).

  • Flexiones:

Estas posturas nos ayudan a aumentar la flexibilidad e incitan a la interiorización. Algunas de las posturas más habituales, son: Paschimottanasana (pinza), Upavistha Konasana (flexión sentada hacia delante), Janu Sirsasana (cabeza a rodilla).

  • Extensiones:

Estas posturas nos ayudan a abrir el pecha e incitan a la apertura mental. Algunas de las posturas más habituales, son: Ustrasana (camello), Kapotanasana (paloma), Salabasana (saltamontes) y Danurasana (arco).

  • Torsión:

Estas posturas nos ayudan a mejorar la digestión y el funcionamiento del sistema digestivo. Algunas de las posturas más habituales, son: Ardha Matsyendrasana (media torsión sentada), media torsión en la postura de la silla o media torsión tumbado.

  • Invertidas:

Estas posturas nos ayudan a mejorar la circulación y también cuando hay hipotiroidismo, nos ayudan a ver la vida de forma diferente. Algunas de las posturas más habituales, son: Sarvangasana (vela), Halasana (arado) o Sirsasana (sobre la cabeza).

Antes de practicar estas posturas, si tienes algún problema de salud (hernia, hipertensión, infección, problema de corazón…) te sugiero que conozcas las contraindicaciones de cada tipo de postura.

En la próxima entrada podrás conocer cómo comenzar una práctica en casa con claves para empezar la práctica particular. Recuerda que lo más importante es no forzar, escuchar mucho los límites de tu propio cuerpo y no juzgarte, disfrutar de la práctica y sonreír.

Hasta pronto!!! 🙂

Recommended Posts

Dejar un comentario