Práctica de Yoga en casa

 In Yoga

Buenos días,

Últimamente varias personas me han preguntado por cómo hacer una Práctica de Yoga en casa. La práctica de Yoga en casa es un complemento muy bueno a la práctica en clase ya que cuando uno está recibiendo las indicaciones de un profesor se deja llevar y, en cambio, cuando es uno mismo quién decide en cada momento qué le pide el cuerpo y qué postura va a ser la siguiente nos ayuda a conectar más con el cuerpo y con nuestras necesidades.

Recuerdo las primeras veces que practiqué yoga sola perfectamente, tenía la sensación de no saber, miedo a bloquearme, miedo a hacerlo mal, a no acordarme de las posturas… Y mi sorpresa fue que en poco tiempo todo cambió cuando dejé de hacerlo desde la mente y empecé a practicar desde el sentir y desde la escucha.

Mi recomendación es que empieces sin juzgarte con las posturas que vayas recordando y que vaya pidiéndote el cuerpo, teniendo en cuenta que es recomendable:

  • Realiza alguna postura de calentamiento para evitar lesiones
  • Nunca forzar ni tratar de llegar a una meta, sino transitar la postura y avanzar según el cuerpo sabiamente nos va permitiendo
  • Realiza algún saludo al sol, si tienes poco tiempo puedes empezar haciendo 3, 6 o 12 saludos, estoy segura que notarás el beneficio en poco tiempo
  • Realiza, al menos, una postura de cada tipo: de pie, flexión, extensión, torsión y equilibrio. Si no tienes en el momento de la práctica la menstruación, problemas de corazón grave o hipertiroidismo puedes, además realizar alguna postura inversa.
  • Realiza cada postura de forma consciente, sin forzar y con el justo esfuerzo
  • Conecta la postura con la respiración
  • Escucha tu cuerpo y las sensaciones corporales que aparecen con la práctica, trata de no tapar los sentimientos y emociones que pueden aflorar, si te apetece llorar llora, si te apetece reir ríe…
  • Antes de la relajación final es recomendable realizar algún ejercicio de respiración. Por ejemplo la respiración alterna.
  • Túmbate al final de la práctica en savasana durante, al menos, 5 minutos, para que tu cuerpo absorba los beneficios de cada una de las posturas que has ido realizando. Savasana se practica tumbado boca arriba con las palmas hacia arriba, las piernas y los brazos un poco separados y los ojos cerrados. Si suele molestarte la zona lumbar puedes meterte una manta o una esterilla debajo de las rodillas.

Si tienes cualquier duda puedes ponerte en contacto conmigo, o si te apetece que te acompañe en las primeras sesiones estoy a tu disposición a través del email: sumati@sumati.es

Recommended Posts

Dejar un comentario