Planning para el verano

 In Artículos Coaching

A punto de terminar el año escolar, las vacaciones se acercan y las ganas de mejorar hábitos para el próximo año ¡seguro que también! ¿Qué te parece hacer un Planning para el verano para conseguirlo?

Mejorar hábitos

Un Planning para este verano donde puedas aprovechar las próximas semanas, con un poquito más de tiempo para ti. Para organizar tus ideas y proponerte, de verdad, introducir esos hábitos de vida saludables. Aquellos que de vez en cuando te rondan por la cabeza y no encuentras nunca el momento para decir: “ahora me pongo a ello”

Lista para mejorar hábitos

¿Cuáles son esos hábitos que llevas tiempo queriendo introducir en tu día a día? Haz una lista con todos ellos. Te doy algunas ideas para que el comienzo de la lista te resulte más fácil:

  • Moverme más
  • Comer más sano
  • Tener tiempo para mi
  • Más contacto con la naturaleza.

Una vez tengas la lista de todo lo que quieres conseguir, haz una nueva lista con las cosas concretas que te ayudarán a conseguir esos objetivos. Por ejemplo:

  • Nadar 2 veces a la semana en la piscina, montar en bici 2 días a la semana 1h cada día y caminar 30 minutos al día al llegar de trabajar.
  • Sustituir el pan blanco por el pan integral, beber más agua, tomar un batido verde al levantarme.
  • Dedicarme todos los días 15 minutos para meditar y estar en silencio.
  • Ir un día del fin de semana a la sierra.

Obstáculos

Una vez tengas la lista de las cosas concretas que te ayudarán a conseguir los objetivos. Haz una nueva lista con todos aquellos obstáculos que sabes que te encontrarás y que te harán más difícil el hacer esas cosas concretas. Por ejemplo:

  • Pereza
  • Se me olvida beber más agua y hacerme el batido porque todavía no son hábitos arraigados
  • Falta de tiempo.

Por último, relee la lista de obstáculos que sabes que te encontrarás en el camino de este Planning para el verano. Y crea una estrategia para pasar por encima y conseguir lo que te has propuesto. Por ejemplo:

  • Cada vez que tenga pereza me diré a mi misma: “Me quiero y lo hago por mi, luego me voy a sentir estupendamente y mi autoestima me lo va a agradecer“. No hay opción al no. Me diré: “Yo elijo, no elije la pereza que quiere controlarme
  • Me pondré una alarma cada hora para beber más agua y para acordarme del batido verde
  • Voy a gestionar mejor mi tiempo, me diré: “si quiero, puedo, soy dueña de mi tiempo“.

Los cambios cuestan pero ¡qué bien se siente uno después cuando se interiorizan y nos hacen tener más energía, más salud y disfrutar más de la vida :)!

Recommended Posts

Dejar un comentario

Nervio vago - Sumatiinconsciente - consciente - Sumati