Deporte y hambre emocional

 In Artículos Alimentación, Artículos Coaching

¿Qué papel juega el deporte en nuestra relación con la comida? ¿Hay relación entre deporte y hambre emocional?

¿Te machacas en el gimnasio para después poder comer guarrerías sin sentirte culpable?

¿Te machacas en el gimnasio después de darte un atracón?

A menudo hemos hablado de la importancia de no castigarnos después de darnos un atracón. Por ejemplo, privándonos de comida.

1- Me doy un atracón.

2- Me siento culpable y me pongo a ayunar o a comer solo ensalada.

Sabemos que el castigo no ayuda porque estamos controlando y cuando soltamos volvemos una y otra vez al atracón.

Lo mismo ocurre con el deporte si lo utilizamos como castigo.

1- Me doy un atracón.

2- Me siento culpable y me obligo a hacer gran intensidad de deporte para bajar las calorías ingeridas.

Pero, ¿cuál es el resultado de cualquiera de estas dos estrategias?

Ante la culpa me castigo y me obligo a hacer algo que no me gusta: ayunar o exceso de deporte.

¿Cuál podría ser la estrategia ante un caso de ingesta inconsciente de exceso de comida?

CUIDARME, MIMARME Y HABLARME CON TERNURA.

Deporte y hambre emocional

El deporte y el hambre emocional sirven como una forma de autosabotearnos. Por ello, pregúntate:

¿Qué relación tengo con el deporte?

¿Es una relación sana? ¿Lo disfruto? ¿Lo siento como un premio que me doy al final del día?

¿Qué relación tengo con el hambre emocional?

¿Está presente en mi vida? ¿Cómo lo gestiono antes, durante y después de darme un atracón?

El deporte es maravilloso, igual que una alimentación equilibrada. Utilizarlos como única vía para gestionar nuestras emociones nos separa de nosotras mismas. Y cada vez necesitaremos más de esta “medicina”. Ya que la frustración irá en aumento y también el malestar.

Atrévete a mirar para dentro para mejorar tu relación con la comida y con el deporte.

Recent Posts

Dejar un comentario

merienda sana - sumatiTu relación con la comida habla de ti - SUMATI