Kéfir de agua

 In Artículos Alimentación

Hoy quiero compartir contigo las maravillosas propiedades del kéfir de agua. Con gran beneficio para nuestra salud intestinal de forma directa, y, para nuestra salud en general de forma indirecta. Sobre todo, nos ayuda a fortalecer el sistema inmune y regular el tránsito intestinal. Hace poco hablábamos de la importancia de cuidar nuestro intestino, aquí tenemos una forma más de cómo hacerlo.

Kéfir de agua & Kéfir de leche

En primer lugar es importante tener en cuenta que el kéfir de agua tiene los mismos beneficios que el kéfir de leche. Pero con la diferencia que no tiene el inconveniente de las intolerancias que cada vez más, produce la leche y sus derivados. Además, para hacer bien el kéfir de leche es recomendable utilizar leche fresca. Algo que, hoy en día, es muy difícil.

En segundo lugar, sabemos que para lo que más ayuda el kéfir de agua es para mejorar:

  • El tránsito intestinal (tanto si hay tendencia a estreñimiento como a diarrea).
  • Las molestias gastrointestinales (sensación de hinchazón, pesadez,…).
  • El sistema inmune.
  • Los problemas de piel.
  • La hipertensión,…

En mi opinión, la clave para tener salud es evitar la inflamación. Y el kéfir de agua nos ayuda a conseguirlo. La inflamación se relaciona con el cáncer, fibromialgia, insomnio, nerviosismo, estrés, cándida,…

Para hacer el kéfir de agua se necesita:

  • Nódulos de kéfir de agua (en internet se encuentra gente que lo regala).
  • Agua sin cloro (de  manantial o mineral).
  • Azúcar moreno, panela, melaza, sirope de ágave,…
  • Una jarra de cristal.
  • Una cuchara de madera.
  • Un trapito.
  • Una goma para sujetar el trapito.
  • Medio limón.
  • Un higo, un puñado de pasas o un par de orejones.
  • Un colador de tela o de plástico.

Para hacerlo:

Mete los nódulos de kéfir (3 cucharadas grandes) en la jarra de cristal. Y añade medio limón, el higo o las pasas o los orejones, un litro de agua, 4 cucharadas de azúcar moreno/panela,…

Tápalo con el trapito y la goma para que no se caiga el trapito. Y déjalo en un lugar sin mucha humedad y sin mucha luz durante:

  • Un día, si quieres un efecto laxante (cuando tienes estreñimiento).
  • Dos días, si quieres un efecto equilibrante a nivel intestinal.
  • Tres días, si quieres un efecto astringente (cuando tienes diarrea).

Cuando pasen esos días, cuela el líquido. Eso es lo que se bebe junto con el zumo del limón. Tira las pasas/orejones/higos. Con los nódulos de kéfir puedes volver a hacer de nuevo el mismo proceso.

Personalmente, cuando más lo noto es algún día que me he sentido un poco más hinchada de lo normal y lo tomo. En muy poco tiempo, el vientre se aplana y me siento más ligera. Pruébalo y verás :).

Qué tengas un día estupendo!! Un abrazo

Recommended Posts

Dejar un comentario

sistema reproductor - sumatiantioxidantes - sumati