Trataka – Ejercicio de concentración

In Yoga

Buenos días,

¿Cómo estás? llevamos unas semanas hablando de la alimentación aplicada en las diferentes etapas de la vida, pronto podrás obtener de forma gratuita el Ebook con toda la información sobre cómo ir adaptando la alimentación a cada persona de la familia de forma sencilla para conseguir más energía y cubrir las necesidades de cada uno.

Como sabes, Sumati representa un espacio donde compartir buenos hábitos de vida, tanto de alimentación como relajación, bienestar y salud.

Por ello hoy, y las próximas entradas vamos a enfocarnos más en aumentar la concentración, la relajación y por supuesto el funcionamiento del sistema digestivo que es la clave para prevenir enfermedades y aumentar la energía.

Hoy vamos a practicar concretamente un ejercicio de concentración, que se denomina “Trataka”. Para realizarlo necesitas una vela, un lugar silencioso donde te sientas a gusto y ganas de estar un ratito contigo mism@.

Pasos para poner en práctica esta técnica:

  1. Coloca la vela encima de una mesa o un lugar donde ésta quede a la altura de tus ojos.

2. Siéntate en una postura que estés cómod@ (puedes ponerte una manta por encima ya que todos los ejercicios de relajación bajan la temperatura corporal, así evitarás quedarte frí@).

3. Cierra los ojos y relaja todo el cuerpo, sobre todo lleva la atención a los ojos y relaja todos los músculos oculares. Siente la relajación del cuerpo y a la vez la firmeza del mismo.

4. Abre los ojos y mira a la llama de la vela. Intenta no mover la vista y parpadear lo menos posible. Busca un punto en la llama, cuanto más pequeño sea este punto mayor será la concentración. Al principio puedes mirar la vela durante 2 min aproximadamente y poco a poco ir aumentando el tiempo hasta 10 o 15 min.

El ejercicio no debe producir tensión, si es así cierra los ojos y de nuevo lleva la atención en relajar los músculos oculares. 

5. Después de unos minutos, cuando notes los ojos cansados o caiga alguna lágrima, cierra los ojos y visualiza la llama en el entrecejo (tercer ojo), en la pantalla negra que ves delante de tus ojos.

 

Puedes repetir el ejercicio 3 o 4 veces más, siempre que no sientas tensión. Primero mirando la llama y después visualizándola con los ojos cerrados.

Si llevas gafas o lentillas es mejor retirarlas antes de hacer el ejercicio.

Este ejercicio está contraindicado en caso de glaucoma o epilepsia.

Esta práctica nos ayuda a equilibrar el sistema nervioso, mejora la memoria, aumenta la concentración y ayuda a entrar en estados meditativos.

Qué tengas un bonito día!!

Recommended Posts

Leave a Comment