Beneficios de la Meditación

In Yoga

Namaste,

Llevamos unas semanas hablando de diferentes hábitos saludables a introducir en nuestra vida, ¡qué mejor momento que aprovechar el verano para ponerlos en práctica!

Hoy y en las próximas dos entradas vamos a hablar del séptimo hábito a introducir: la meditación (hoy en día se conoce con el nombre de mindfulness).

La meditación procede de la India, donde se encontraron unas tablillas en el Valle del Indo que databan de 2.000 a.c donde se veía a personas en postura de recogimiento. Es una técnica antiquísima que nos ayuda a serenar la mente. Como en alguna otra entrada ya hemos comentado, la meditación es el séptimo escalón del Yoga de Patanjali, si quieres más información puedes leer más aquí.

Hablaremos de la meditación más adelante, hoy y en las siguientes entradas quiero darte ideas practicas para que puedas empezar a poner en práctica la concentración en un solo objeto para poco a poco ir desarrollando la Consciencia Testigo, disfrutando del estado tan placentero que ésta experiencia te deja.

En cada entrada voy a ir dándote diferentes ejercicios para que vayas probando en casa, en silencio. Puedes hacerlo en 3 minutos o en 20, depende del tiempo que tengas.

Vamos a comenzar hoy por la parte más física y esencial al principio de cada meditación, consiste en relajar el cuerpo físico. Para ello, siéntate en un lugar cómodo, que las rodillas estén más abajo que tus caderas (si estás sentad@ que apoyes bien los pies en el suelo, si estás sentado coloca debajo de tus glúteos un cojín).

Cierra los ojos y comienza a recorrer tu cuerpo con tu mente, como si fuera un scanner que vas pasando y por donde vayas pasando siente cómo se va relajando. Puedes visualizar la articulación, el músculo… puedes repetir su nombre, puedes sentirlo…

Por ejemplo: puedes empezar con el lado derecho (dedos de la mano, palma, dorso, muñeca, antebrazo, codo, brazo, hombro, torso, cadera, glúteo, cadera, muslo, rodilla, gemelo, tobillo, empeine, planta del pie… y luego igual con la parte izquierda del cuerpo.

Puedes hacerlo también antes de irte a dormir.

Siente la sensación que queda en el cuerpo al terminar…

Recommended Posts

Leave a Comment