mi relación con la comida, mi relación con la vida”

DESCRIPCIÓN:

Un taller para conectar con un@, equilibrando los cuatro elementos de la medicina tradicional china:

Elemento Tierra – A través de una alimentación consciente y saludable

Elemento Agua – A través de la gestión de las emociones

Elemento Fuego – A través del equilibrio digestivo, aumentando la energía, conectando el intestino y el cerebro (los dos cerebros de nuestro organismo).

Elemento Aire – A través del trabajo personal y las ganas de hacer las cosas un poquito mejor.

Nuestra forma de alimentarnos nos dice mucho sobre cuánto nos queremos y cuánto conectados estamos con nosotr@s mism@s.

OBJETIVOS:

  • Conocer y poner en práctica una alimentación consciente a través del Coaching Nutricional.
  • Trabajar a nivel emocional nuestra forma de comer, descubrir nuestros patrones y nuestra forma de esconder lo que no nos gusta de nosotr@s o de nuestra vida. Entre otros temas trabajaremos el cuidado hacia uno mism@, la autoestima, la sensación de soledad, la sensación de abandono, la ira, la ansiedad, el miedo, la tristeza, la alegría, el amor… Y su repercusión en nuestros hábitos de alimentación. “Somos mucho más que esa boca y esas ganas de comer”.
  • Conectar con las necesidades reales de un@, diferenciando entre lo que quiero y lo que necesito. Conocer nuestras creencias y cómo nos marcan en el día a día. Escuchando los mensajes del cuerpo a través, entre otras herramientas, de la meditación sonora que haremos durante todas las sesiones en la última media hora.
  • Conocernos a través del trabajo personal y el yoga de la alimentación, entendiendo por qué y para qué reaccionamos así.
  • Conocer los neurotransmisores y hormonas que influyen en nuestra salud intestinal. Aprendiendo a cuidar nuestra microbiota.
  • Conocer diferentes técnicas de depuración para el intestino, hígado, riñón, piel y pulmones.
  • Aumentar la energía y la consciencia sobre un@ mism@.

A QUIÉN VA DIRIGIDO:

A toda aquella persona interesada en su salud y bienestar, que tenga ganas de hacer un trabajo profundo a nivel personal. Lo físico nos muestra un desequilibrio a nivel emocional, necesitamos conocernos para sanarnos y vivir más plenamente.