Qué es el estrés

Namaste, buenos días,

Espero que todo lo que hemos ido hablando sobre el hambre emocional te haya ayudado por lo menos para plantearte tu relación con la comida y analizar cómo mejorar y cómo comer de forma más consciente.

En las próximas entradas vamos a hablar del estrés y de cómo controlarlo a través de una serie de ejercicios y a través de la alimentación. Antes de meternos directamente en las herramientas que pueden ayudarnos, vamos a entender bien qué es el estrés y qué efecto tiene en la salud.

Desde mi punto de vista el estrés es el gran mal de esta sociedad, sabemos que acidifica nuestro organismo, nos quita energía y vitalidad, nos impide tener una buena concentración y nos hace entrar en un círculo vicioso hasta que uno decide plantarse y poner fin a esta situación.

Podríamos definir el estrés como el conjunto de reacciones físicas y psicológicas que sufre una persona cuando se ve amenazado al evaluar el entorno como algo que desborda sus recursos y pone en peligro su bienestar.

Es algo que se produce internamente y que depende de la “valoración” del entorno por parte del individuo, variará dependiendo de la persona. Por ello, ante un mismo hecho dos personas pueden reaccionar completamente diferente.

No todo el estrés es negativo, hay un tipo de estrés que puede ser muy positivo (eustrés) si ayuda a motivar, supone un reto y nos lleva a la acción. Pero puede ser muy negativo (distrés) si la sensación de demanda es superior a la de nuestros recursos y esta situación se mantiene y se hace crónica con toda la respuesta del organismo que vamos a analizar en la próxima entrada.

La primera fase del estrés es la que se llama fase de alarma y se produce cuando se valora el entorno que nos rodea como algo que desborda nuestros recursos, y se activan todos los mecanismos del organismo para hacer frente a esa amenaza (lo veremos en la próxima entrada), después se da la fase de resistencia o adaptación (depende de la capacidad de adaptación de la persona y la resistencia que ponga al cambio) y por último está la fase de agotamiento si la persona no se acaba adaptando y se resiste (no se consigue el equilibrio y el agente estresor nos supera).

Recommended Posts

Leave a Comment