¿Cómo automotivarme?

Como comentábamos en el anterior artículo sobre Coaching “Cómo mejorar la relación conmigo misma y con la comida”, muchos de los males que sufrimos tienen origen en que no nos conocemos. ¿No sabes lo que realmente quieres en esta vida? ¿Quieres dar un paso más allá y conocerte un poco más?

Te propongo empezar contestando estas preguntas:

¿Qué quiero que esté presente en mi vida ahora mismo? ¿Qué es lo verdaderamente importante para mi en este momento?

¿Qué tipo de situaciones vivo? ¿Soy yo quien atraigo estas situaciones? ¿Qué me hace atraerlas?

¿Cuál es mi motivación en la vida? ¿Qué quiero conseguir a largo plazo? ¿Para qué estoy aquí? ¿Qué busco? ¿Qué necesito?

¿Cuál es el sentido de mi vida? ¿Qué necesito y no tengo?

¿Estoy haciendo suficiente?

¿Cuál es el lado positivo de esta situación?

¿Me siento cómodo con lo que estoy haciendo? ¿Y con mi vida?

¿Qué es lo que me motiva de esta situación?

Es muy normal que tengamos dudas, es algo natural del ser humano y es algo positivo porque nos replanteamos las cosas. Un truco cuando aparezcan dudas y te sientas bloquead@, no sepas si hacer o no hacer algo, pregúntate:

¿Para qué lo hago?

Esta simple pregunta puede ayudarte para enfocarte en lo que realmente quieres. Muchas veces al no saber lo que queremos, cumplimos expectativas que otras personas tienen hacia nosotros y a largo plazo esto nos reduce la autoestima y nos hace no estar a gusto con nuestra vida porque otros eligieron por nosotros y nosotros lo permitimos.

El elegir y plantearse objetivos nos ayuda a ser más felices, nos ayuda a automotivarnos y a vivir más plenamente.

Quiero compartir contigo una historia con la que me gustaría que pensaras con cual de los tres albañiles te identificas y cómo vives tu vida:

En una ocasión un arquitecto buscaba albañiles para hacer una obra

y se acercó a tres peones que estaban trabajando en el mismo lugar. Uno a uno les fue preguntando para qué estaban trabajando:

El primero contesto: “para ganarme el salario”

El segundo contestó: “para hacer un muro”

Y el último contestó: “para construir una catedral”

En este ejemplo vemos como ante la misma situación, la automotivación de cada uno es muy diferente.

¿Cómo crees que vivirán en el día a día estas personas? ¿Cómo vives tú, tu día a día? ¿Qué puede ayudarte para automotivarte? ¿Cómo puedes aplicarlo en tu día a día?

Recent Posts

Leave a Comment