Cerato, Sclerantus y Genciana

Hola,

En las entradas anteriores hemos ido hablando de las cinco plantas dentro de las esencias florales de Bach que se utilizan para trabajar los miedos. En esta y en la siguiente entrada vamos a ver las seis plantas que se utilizan para trabajar la incertidumbre:

  • Cerato
  • Sclerantus
  • Genciana
  • Aulaga
  • Hojarazo
  • Avena Silvestre

Cerato, Ceratostigma en inglés, trabaja la multiduda, las manías, los tics nerviosos, la repetición de la misma idea. Duda de sí mismo, necesita que los demás validen lo que hace y dice. Es una personalidad insegura, que necesita el consejo de los demás y la información. Busca, lee, estudia, necesita certeza.

La falta de confianza en sí mismos les hace elegir, y luego dudar sobre lo que han elegido. Optando a veces por aquello que sienten que no es lo correcto pero lo acaban haciendo.

El para qué de este comportamiento es conocer la verdad, quiere elegir la mejor opción y cerciorarse antes de elegir. Al elegir según el consejo que le dan, la responsabilidad la traslada a esa persona, así evita equivocarse por él mismo. Reúne información para un día futuro que pasará a la acción pero ese día no llega nunca.

Esta esencia ayuda a escuchar la voz interna y confiar en su intuición.

Scleranthus, Scleranthus en inglés, son los extremos, la persona que ve todo en blanco y negro, no hay punto medio. La vida son dos posibilidades, bueno-malo, frío-calor, luz-oscuridad… Esto genera mucha inestabilidad, cambios de ánimo. Son personas impredecibles y muy cambiantes.

El para qué de este comportamiento es para no perder ninguna oportunidad. No elige. Sin darse cuenta que el no elegir es una elección en sí misma. Busca la armonía continuamente.

Esta planta nos ayuda a conocernos mejor y empezar a ver todos los colores que existen entre el blanco y el negro.

Genciana, Gentian en inglés, es la personalidad negativa. El pesimismo y la pasividad. No hace porque puede salir mal y el fracaso no entra en sus posibilidades. Necesita observar los frutos cuando actúa, sino aparece rápidamente la decepción y el desánimo. La decepción está muy presente en su vida, derivada de sus expectativas. Ante lo que ya ha vivido piensa que va a salir igual de mal y ante lo nuevo hay miedo, sintiendo que su mundo conocido se desestabiliza.

El para qué de esta personalidad es evitar la decepción y los desengaños. Como cree que nada va a salir bien, no empieza nada nuevo. Vive según lo que conoce.

Esta esencia aporta perseverancia para, a pesar de los obstáculos que encontramos en el camino, llegar a puerto. Entendiendo que las dificultades nos ayudan a evolucionar, generando confianza.

*Si quieres testarlas a través de kinensiología y conseguir el preparado puedes ponerte en contacto a través del siguiente email: sumati@sumati.es

Recommended Posts

Leave a Comment