Agrimonia, Centaura, Nogal y Acebo

Estas cuatro flores de bach nos ayudan a trabajar la hipersensibilidad:

  • Agrimonia
  • Centaura
  • Nogal
  • Acebo

Agrimonia, agrimony en inglés, es el actor de la terapia floral. Aquella persona que se muestra feliz y tapa su sufrimiento. Finge que todo está bien, le afecta mucho la opinión de los demás. Están fuera de su centro y buscan la sensación de permanencia continuamente. Hacen lo que creen que el grupo espera de ellas. Al no ser ellos mismos, se refugian en adicciones, huyendo así de la situación que les genera ansiedad, cambiando mucho de trabajo, lugar donde vive…

El para qué de esta flor es sentir que pertenece al grupo, recibir afecto y que le acepten.

Esta esencia nos ayuda a darnos cuenta que podemos pertenecer al grupo aun siendo nosotros mismos. Se superan los miedos, se es capaz de hacer valer la opinión de sí mismo y ayuda a conectar con las verdaderas necesidades de uno.

Centaura, Centaury en inglés, es el esclavo, el miedo y la culpa. Es la sumisión ante la necesidad de ser útil. Al servir a los demás, uno se olvida de sus necesidades y esto le produce un agotamiento y debilidad excesiva. El trabajo para los demás les aporta seguridad.

El para qué de esta esencia es sentir que se pertenece a un grupo aunque se anule la personalidad. Es la búsqueda de seguridad.

Esta esencia nos ayuda a desarrollar la voluntad individual, saber servir sin anular la personalidad.

Nogal, Walnut en inglés, es la zona de confort, la dificultad para cortar con lo anterior. Es una personalidad muy adaptable e influenciable, le cuesta el cambio.

El para qué de esta personalidad es mantener la comodidad que le aporta su actitud pasiva, participando en todo lo que le proponen. Tener tiempo para todo y para todos.

Esta esencia ayuda a marcar y proteger el espacio y las necesidades de uno. Facilita los cambios y el movimiento elegido por uno.

Acebo, Holly en inglés, es la falta de amor en su estado negativo. No se siente querido y eso le produce odio y desconfianza. Expresa lo que siente: celos, envidia, agresividad, sospecha… Es la personalidad de alguien que quiere controlar a todos los que ama.

El para qué de esta personalidad es defenderse ante un sentimiento de inferioridad.

Esta esencia ayuda a desarrollar la capacidad de amar, viendo los defectos y también las virtudes de los demás. Aceptándose a sí mismo para poder aceptar a los demás.

*Si quieres testarlas a través de kinensiología y conseguir el preparado puedes ponerte en contacto a través del siguiente email: sumati@sumati.es

Recommended Posts

Leave a Comment