Quiero dejar de comer carne

Hola,

Desde que volví de vacaciones no dejo de escuchar esta frase “quiero dejar de comer carne” y todo hay que decirlo… ¡estoy feliz de escucharlo! 😉

Por lo menos tres personas de mi entorno más cercano me lo han dicho en el último mes o mes y medio esto. ¿Los motivos? personas delgadas que no hacen bien la digestión, que han dejado de tomar carne unos días y han comprobado que sus digestiones mejoran, que se sienten mejor de energía y que no necesitan este alimento en su día a día.

No me gusta clasificar mi alimentación o la de otras personas como “vegetariana”, “vegana”… aunque sí es cierto que el nombrarlo ayuda a hacernos una idea de cómo come esta persona. Pero ¿Cuantos vegetarianos hay que se alimentan fatal? que se alimentan a base de pasta, pizza y queso? me temo que muchos…

Hoy y en los próximos días hablaré de esos alimentos que “comas como comas” te recomendaría desde el mayor cariño, que si te quieres, dejes de tomarlos.

La carne es un alimento con un pH muy ácido, ¿esto que significa? que cuando lo ingerimos, el cuerpo tiene que trabajar muy duro para conseguir que el pH del cuerpo no cambie, permitiendo así que la vida sea posible. A través de la carne introducimos muchísimas toxinas en el organismo, además de los antibióticos, hormonas… que haya ingerido el animal.

Hay quien come aves en vez de carnes rojas pensando que son más saludables, depende… depende de cómo se haya criado ese animal. Los pollos no ecológicos, tienen la carne más hormonada, más que la carne roja. Cuando los animales se crían de forma intensiva, hacinados sin poder caminar, ingiriendo alimentos con hormonas para engordar más rápido y en muchos casos ingiriendo antibióticos cuando hay alguna enfermedad, tienen un efecto nefasto para la salud.

Seguiremos en la siguiente entrada con claves para saber cómo dejar de comer carne.

 

Recommended Posts

Leave a Comment