Obesidad como límite a la fertilidad

Hola,

Llevamos dos entradas hablando de la dieta de la fertilidad y de los nutrientes para aumentarla.

En esta entrada voy a hablar de una barrera que podemos encontrarnos cuando queremos quedarnos embarazadas, la obesidad.

Tan malo es ser muy delgada como tener obesidad para quedarse embarazada. En el primer caso puede retirarse el periodo por la disminución de la acumulación de grasa en el organismo. A partir del colesterol (necesario e imprescindible para la vida) generamos progesterona y estrógenos (hormonas clave en el ciclo ovárico).

En el segundo caso, la obesidad también puede eliminar la menstruación y afectar a la fertilidad. En estos casos puede subir la tensión, diabetes, cesáreas, abortos… En el caso de los hombres, la sub – fecundidad también es superior si hay obesidad.

En el caso de los hombres, a parte de la obesidad, es negativo también el montar a caballo o en bici, ya que aumenta la temperatura y la presión testicular.

Es recomendable evitar cualquier tipo de dieta hiperproteica, ya que el efecto para la salud y los cuerpos cetónicos pueden ser muy negativos a la hora de la fertilidad.

Otros problemas que pueden afectar a la fertilidad son:

  • Ovario poliquístico: en estos casos se recomiendo aumentar el consumo de inositol (derivado de la vitamina B, mejora la actividad del receptor de la insulina disminuyendo la insulinoresistencia y restaurando la ovulación. Lo contienen los cereales integrales como el arroz integral, los cítricos y las semillas) y el resveratrol (un bioflavonoide que encontramos en la piel y pepitas de las uvas rojas y frutos rojos. Mejora el ritmo del ciclo menstruaal, disminuyendo la adiposidad, la inflamación y la oxidación).
  • Celiaquía: cuando no está diagnosticada puede afectar a la fertilidad. Aumenta el riesgo de abortos, la infertilidad inexplicada y puede restringir el crecimiento intrauterino. Favorece además los partos prematuros y el bajo peso).
  • Soja: tiene isoflavonas (imitan la acción de los estrógenos) y pueden producir alteraciones ováricas, subfertilidad, alteraciones hormonales e incluso aumentar el tamaño y volumen testicular.
  • Alcohol, cafeína, marihuana y cocaína: aumentan los radicales libres y el estrés oxidativo, afectando negativamente a la fertilidad.
  • Falta de vitamina C: puede producir abortos. Se ha visto que consumir 1 gramo de vitamina C durante 60 días mejora la calidad del semen.
Recommended Posts

Leave a Comment