¿Qué es la energía de los alimentos?

Recuerdo la primera vez que empecé a escuchar sobre la filosofía que hay detrás del Yin & Yang, me sonaba el dibujo circular con los dos círculos en blanco y negro y poco más. Me pareció algo diferente, original y me llamó mucho la atención, llevándome a seguir investigando, leyendo y sobre todo experimentándolo. Puedo asegurarte que no solo habla de energía sino que puedes experimentarlo en tu propio cuerpo, palparlo y sentirlo. Yin & Yang son dos elementos antagónicos y complementarios, que pueden verse en las personas, los alimentos, la naturaleza… Poco a poco fui integrándolo en mi vida y me ayudó para entender las diferencias entre las personas y las reacciones y relaciones que tenemos.

El día, el calor, la sequedad y la contracción es Yang, mientras la noche, el frío, la humedad y la expansión es Yin.

El conocer estos dos conceptos y sobre todo integrárlos en nuestro día a día nos ayuda a escucharnos y conseguir nuestro propio equilibrio a través de los mensajes que el cuerpo nos da.

La persona con tendencia más Yin está habitualmente pensando en el futuro, son personas más dispersas y les cuesta concentrarse, tienen tendencia a tener frío. Son personas a las que les falta tierra y estabilidad. ¿Te imaginas a Don Quijote? Sería un ejemplo 😉

La persona con tendencia más Yang por el contrario, piensa más en el pasado, es de ideas fijas y le cuesta cambiar de opinión. Son personas muy prácticas y normalmente tienen calor. ¿Te imaginas a Sancho Panza? Sería el prototipo Yang.

Todo el mundo tiene una parte Yin y una parte Yang aunque podamos considerarnos más de un tipo que de otro.

No podemos cambiar la estructura con la que nacemos (la forma de la cara, el peso de los huesos, la estatura…) pero sí podemos cambiar la condición, es decir, cómo nos sentimos en cada momento. Y es aquí dónde entra la Alimentación Energética para conseguir equilibrio en la persona y en la vida, integrando las dos energías, Yin y Yang.

A la hora de alimentarnos, todo tipo de persona ha de introducir en su alimentación para que ésta sea equilibrada: cereales integrales, proteínas vegetales, verduras, frutas, semillas, frutos secos…

La diferencia es que la persona que tiene tendencia a tener frío (más Yin) ha de introducir alimentos que calienten (aumentando el consumo de sal, proteínas, cereales integrales…) mientras que la persona que suele tener siempre calor es mejor que aumente la ingesta de alimentos que enfríen (frutas, verduras, semillas…), dentro de lo que consideramos una alimentación equilibrada, que puedes leer en este artículo “Qué alimentos utilizo si quiero seguir una Alimentación Energética”.

Espero que estos dos conceptos vayan introduciéndose en tu vida y te ayuden a entenderte y sobre todo a saber lo que necesitas en cada momento.

Recent Posts

Leave a Comment