Cómo prevenir y tratar la cándida

Namaste,

En la anterior entrada hemos hablado de la cistitis, una infección muy habitual entre las mujeres. Hoy hablamos de otra infección, la cándida, que es el nombre de una levadura. Todos tenemos cándida en nuestro organismo, nuestro sistema inmune las mantiene a raya pero cuando baja el sistema inmune, tomamos antibiótico, dormimos poco, comemos mal… pueden atacarnos.

La cándida se da en zonas donde hay mucosas, la más habitual es la vaginal aunque también puede encontrarse en la boca o incluso en el intestino, la cándida intestinal no puede diagnosticarse y hoy en día es un cajón de sastre cuando la persona se siente hinchada, hace mal las digestiones… En mi opinión no todas las “cándidas intestinales” que a menudo me comentan pacientes que les han diagnosticados, son cándidas.

La cándida es más habitual en embarazadas, personas con diabetes, enfermos de sida… Favorece la aparición de la cándida el calor, la humedad, prótesis dentales mal ajustadas, el tabaco…

Los síntomas son:

  • Ganas de azúcar (es lo que alimenta la cándida)
  • Escozor y picor
  • Debilitamiento

Algunas RECOMENDACIONES:

  • Secar la zona con cuidado
  • No utilizar toallas ajenas
  • Utilizar ropa de algodón
  • No utilizar pantalones apretados
  • No usar ropa interior cuando puedas
  • Descansar y dormir suficiente
  • Hacer ejercicio de relajación para reducir el estrés
  • Lávate las partes íntimas con yogur natural y evita los jabones
  • Evita los antibióticos que te debilitarán más el sistema inmune

Con relación a la ALIMENTACIÓN es esencial:

  • Evitar el gluten (pan, pasta, harinas o cereales con trigo, cebada, avena, cuscús…)
  • Evitar el azúcar
  • Evitar los alimentos con pH muy ácido (alcohol, vinagre, lácteos…)
  • Evitar los alimentos con levaduras o fermentados (cerveza, pickles, vino, levadura de cerveza…)
  • Tomar ajo crudo
  • Tomar caldos de verdura con media cucharadita de umeboshi
  • Tomar alimentos alcalinos (verduras, algas…)
  • Evitar la fruta (por sus azúcares)
  • Toma pescado y huevo como proteínas, no abuses de las legumbres
  • Toma pocos hidratos de carbono y solo aquellos que no tengan gluten como el arroz integral, el trigo sarraceno, la quinoa y el mijo
Recent Posts

Leave a Comment