El glutamato monosódico y su efecto en nuestra salud

Hola,

En la entrada anterior hablábamos de las 10 claves para comer de forma consciente y una de ellas hacía referencia a saborear los alimentos, algo que muchas veces se nos olvida, comemos rápido sin prácticamente ser consciente de qué hemos comido, a qué sabía, qué textura tenía… comemos más cantidad de la que realmente necesitamos y eso genera toxinas en nuestro cuerpo, genera ansiedad y nos hace coger peso.

¿Sabes que cuanto más azúcar y sal echas a la comida más azúcar y sal necesitas? el truco es bien sencillo, empezar a reducir estos dos ingredientes, empezar a saborear los alimentos con su sabor de verdad, notarás que necesitas menos y disfrutas mucho más.

Hoy en día, la gran mayoría de los alimentos que se consumen son transformados y procesados, se les añade todo tipo de aditivos para realzar el sabor y para que sean más bonitos exteriormente. Una de estas sustancias es el glutamato monosónico, un aditivo que funciona como potenciador del sabor. Llamado también E-621 o GMS o UMAMI.

El glutamato hace que la carne procesada o comida congelada tengan un sabor que parezca más fresco, los aderezos tengan un sabor más rico y los alimentos enlatados tengan un sabor menos metálico.

El glutamato monosódico daña el sistema nervioso y sobre estimula las neuronas. Algunos de los síntomas de la ingesta de este aditivo son dolores de cabeza, migrañas, alergias, náuseas, ataques epilépticos, depresión, problemas cardiacos, debilitamiento…

Se ha visto en estudios con ratones que el consumo de esta sustancia afecta al cerebro, reduciendo la hormona leptina que es una hormona que nos ayuda a controlar el peso generando sensación de saciedad. En estos mismos estudios se ha relacionado el consumo de glutamato monosódico también con esterilidad femenina o incluso con daños neuronales. 

La realidad es que a nivel legal este aditivo está permitido, como muchos otros que no se ha podido comprobar el efecto negativo para la salud, porque se llevan utilizando relativamente poco tiempo o porque no interesa a la industria. Muchas veces las innovaciones y la creación de nuevos productos es más rápido que la legalidad y cuántas veces se pone un producto de moda y después se dice que es negativo para la salud!

Lo mejor es evitar el consumo del glutamato monosódico consumiendo productos naturales, no procesados ni transformados.

Fomenta una alimentación basada en cereales integrales, legumbres, semillas, frutos secos, frutas, verduras y algas.

Un abrazo,

Sumati

Recommended Posts

Leave a Comment