Ensaladas para el verano

Hola,

¿Cómo estás? ¿cómo va el verano? espero que genial!! a lo largo del mes de julio hemos ido hablando de diferente “Buenos Hábitos” para aprovechar e introducirlos con las vacaciones. Durante esta semana y la que viene vamos a seguir con ideas saludables para seguir poniendo en práctica y no perder nuestro centro a pesar del calor.

Hoy hablamos de Ensaladas para el verano, una forma deliciosa y fresca para introducir los alimentos que nos ayudan a sentirnos llenos de energía y vitalidad, incluso con este calor!!

Sabemos perfectamente que las proteínas animales son mucho más pesadas, se digieren peor y nos dan más calor que las proteínas vegetales. Pero ¿Qué ocurre en verano? que muchas veces nos da pereza cocinar las legumbres o los garbanzos por eso de ser platos de invierno, imaginamos que los comemos con cuchara, calientes… Una forma exquisita y fresca de utilizar las legumbres en verano, las proteínas vegetales estrella!! es en ensalada y hoy les dedicamos esta entrada, ¿Cómo comer legumbres en verano y disfrutar mientras lo hacemos?

 

Lo primero y más importante es cocinarlas muy bien para evitar los gases, cocinarlas sin sal (para que queden más blandas) y cocinarlas con un trocito de alga kombu. ¿Que estás de vacaciones y no te apetece dedicar mucho tiempo a cocinar las legumbres? Bueno, pues cómpralas ya cocinadas, un día, una semana, es una excepción… no pasa nada!

Eso sí! si las compras cocinadas, recuerda lavarlas mucho debajo del grifo para eliminar todos los conservantes y demás productos que llevan. Si puedes comprarlas ecológicas mucho mejor!!

Coloca las legumbres que hayas cocinado o que hayas comprado en un bonito bol de colores y añádele las verduras que tengas a mano, es sencillísimo!!! Algunas ideas, con verduras depurativas pueden ser:

Añadir remolacha fresca (no hace falta hervirla) cortada muy finita, pepino, zanahoria, aguacate, tomate, pimiento… y si tienes en casa alguna planta aromática fresca como perejil, cilantro o albahaca te quedará delicioso!!

Si quieres que sea un plato único y completo, lo ideal sería añadirle un poquito de quinoa hervida o arroz integral de grano largo o basmati, o acompañarlo de una rebanada de pan integral, si puede ser de masa madre.

Y para aliñarla, añade unas gotitas de limón, una cucharada de tamari, una cucharadita de jugo concentrado de manzana, una cucharada de agua.

De esta forma estás aportando a tu cuerpo las proteínas que necesita sin necesidad de acudir a la carne, el huevo, los quesos o el pescado que tanto calor nos dan en esta época.

Que la disfrutes!!! feliz día!!!

Recommended Posts

Leave a Comment