Disruptores Endocrinos

Sabemos que lo que comemos hoy en día dista mucho de lo que comían nuestro abuelos, solo en lo referente a los metales pesados, tenemos alrededor de 400-700 veces más que hace 100 años. Es cierto que la esperanza de vida ha aumentado (aunque tengo serias dudas sobre si seguirá aumentando o cambiará la curva dentro de poco por el nivel de estrés-sobre todo de las mujeres- y los químicos y otras sustancias que se absorben a través del tubo digestivo, el aire que respiramos o a través de la piel), pero eso no creo que justifique las previsiones de cáncer para dentro de menos de 10 años: una persona de cada dos. Es realmente una cifra que me alarma, y más cuando veo los carritos de la compra llenos de productos procesados que se cocinan (si es que se cocinan) en menos de cinco minutos, y la locura de “no tengo tiempo para cocinar”, “dame la pastillita mágica y no me pidas que haga cambios en mi vida”, “no tengo tiempo para hacer todo y me quito horas de sueño”… Estamos funcionando en contra de la naturaleza.

En la última entrada hablábamos de los antioxidantes, algo que puede ayudarnos a prevenir los radicales libres generados por los alimentos, el estrés… hoy quiero hablarte de los disruptores endocrinos.

Se trata de sustancias químicas que alteran el sistema hormonal ocasionando graves disfunciones. Son sustancias que una vez llegan a nuestro cuerpo, son tan parecidas a nuestras hormonas que el organismo se confunde y responde como si lo fueran.

Los disruptores endocrinos que ingerimos a través de alimentos procesados y transforados, productos de limpieza e higiene personal, agua… se relaciona con enfermedades como:
Cáncer, infertilidad, malformaciones, diabetes, obesidad, autismo

Para reducir estas sustancias puedes:

– Consumir alimentos frescos
– Reducir los envoltorios
– Evitar pescados grandes
– Evitar sartenes con teflón
Reducir el plástico
– Utilizar productos de limpieza ecológicos o vinagre

Qué tengas buena semana!!! Un abrazo,

Sumati

Recommended Posts

Leave a Comment