10 Claves para comer de forma consciente

Buenos días!

Llevamos unos días hablando del hambre emocional, quiero compartir algunas ideas para comer más conscientemente y que con todo lo que hemos ido comentando en esta y las entradas anteriores tengas herramientas para comenzar a comer de forma física, disfrutando de los alimentos que te nutren y te dan energía, y saber cómo nutrir tu cuerpo emocional de otra manera que no sea con alimentos físicos, dejando a un lado la culpabilidad, la frustración y el malestar.

1 – Saborea los alimentos, ensaliva bien los alimentos y disfruta de todo su sabor. Cuanto menos azúcar y sal pongas en la comida menos azúcar y sal necesitarás y empezarás a disfrutar de los sabores reales, notarás cuando la comida está muy modificada con los potenciadores del sabor (hablaremos de uno muy peligroso, el glutamato monosódico en la siguiente entrada).

2 – Se consciente de la textura de los alimentos, sonidos al masticar…

3 – Mastica más, cuenta cuántas veces masticas cada bocado, si pueden ser al menos 15 mejor!

4 – Traga lo que estás masticando antes de meter otra cucharada en la boca.

5 – Come en silencio, detecta si hay ansiedad al comer.

6 – No bebas mientras comas, diluye los jugos digestivos y enllentecerá la digestión.

7 – Come con los ojos cerrados, es una experiencia increíble que te hará darte cuenta de lo mucho que “comemos por los ojos”, desarrollarás otras sensibilidades y verás los alimentos de forma distinta.

8 – Deja el tenedor en la mesa al menos dos veces a lo largo de la comida

9 – Come menos cantidad y espera 15 min. Yo aprovecho para lavar los platos o prepararme una infusión digestiva. Si a los 15 min de haber metido en la boca la última cucharada sigues con hambre come un poco más, sino, espera a la siguiente comida. El estómago tarda entre 15 y 20 min en mandar la señal al cerebro de “estoy lleno, no necesito más comida”.

10 – Si tienes hambre “emocional” sustituye la comida por otra actividad, por ejemplo un paseo, una infusión, un libro, una película, ir al gimnasio, llamar a un amigo, pintar, escribir… Cualquier actividad que te distraiga y te guste, ¿Cómo puedes alimentar a tu alma? ¿Qué necesitas a nivel emocional? dátelo, concédetelo, permítetelo. Busca el alimento que realmente nutre tu alma, tu mente y tus emociones, reconoce la comida como “una escapatoria” fácil ante el malestar que sientes.

Qué tengas una buena semana!! Una sonrisa,

Sumati

 

 

 

Recommended Posts

Leave a Comment