Cómo combatir el estreñimiento y sentirte más ligera (2)

Hola!

Ayer comenzamos a hablar del estreñimiento y de la importancia de cuidar el intestino delgado y grueso para prevenir enfermedades como el cáncer de colon.

Hoy quiero seguir compartiendo contigo algo muy importante relacionado con este tema, y es acerca de las bacterias buenas y malas del intestino, que forman parte de la flora intestinal.

Las bacterias componen el 90% de los organismos del intestino, cuanto más nos acercamos al final del intestino grueso (el ano) más bacterias encontramos.

Los probioticos (que significa “a favor de la vida”) son bacterias vivas que comemos y fortalecen la salud. Los alimentos fermentados son los que tienen más probióticos, desde el yogur y el kéfir (recomiendo utilizar otros fermentados que no contengan lácteos), al kéfir de agua, el miso, la umeboshi o las verduras fermentadas (chukrut). Estos alimentos contienen bacterias buenas para nuestra flora intestinal. En cambio si se rompe la cadena de frío, hay acidez estomacal, digestiones largas… Las bacterias no llegan al intestino. Una buena flora intestinal previene contra alergias, mejora el sistema inmune, reducen la diarrea.

Los prebióticos (que significa “antes de la vida”) son alimentos que llegan al intestino grueso, nutriendo a las bacterias beneficiosas para que crezcan mejor que las bacterias dañinas.

Los prebióticos promueven las bacterias buenas a través de la ingesta de alimentos. La fibra alimentaria, que procede de todo lo que el intestino delgado no puede asimilar es un buen alimento prebiótico. De esta manera los microbios del intestino producen vitaminas, ácidos grasos… que fortalecen el sistema inmune. Las bacterias malas no se ven afectadas por los prebióticos, en cambio las buenas si que se fortalecen. De 30 gr diarios de fibra que se recomienda, se suele consumir 15 gr o menos en occidente. Los alimentos donde encontramos más fibra es en los cereales integrales (arroz integral, trigo sarraceno…) y en las legumbres. Por todas estas razones el arroz integral es el alimento estrella, para mi es el SUPERALIMENTO, es el alimento que más arrastra los restos que quedan en el intestino delgado y sobre todo el alimento que menos residuos deja.

Si hablamos de limpiar el organismo, hay que tener en cuenta que es bueno limpiar y reducir el número de bacterias pero no eliminarlas por completo ya que pueden ser muy útiles como entrenamiento (fortaleciendo el sistema inmune), ya que más del 95% de las bacterias del mundo no nos hacen nada y pueden incluso, como estamos comentando, ayudar.

Para controlas las bacterias podemos:

  • Evitar la humedad y fomentar las superficies secas (ahí no se pueden reproducir las bacterias).
  • Los alimentos es mejor que no superen los 5 grados, cuando se lava la ropa o tejidos es recomendable hacerlo por encima de los 40 grados.
  • Limpiar y asearse es bueno, sin pasarse, porque la piel genera una capa de grasa protectora, y si nos lavamos continuamente la piel pierde esta capa de grasa y se muestra indefensa al entorno, produciendo olor más fuerte al sudar debido a que se instalan bacterias malolientes y convirtiéndose en un círculo vicioso.
  • El uso de los antibióticos es el mejor arma contra bacterias peligrosas y el peor arma para bacterias buenas porque mata a todo lo que pilla a su paso. A veces los antibióticos se toman por resfriados, causados por virus y es importante saber que en estos casos no produce ningún efecto porque el antibiótico solo funciona en caso de bacterias. En caso de virus un antibiótico no tiene efecto, salvo que sea un efecto placebo o que ayude al sistema inmune. Analizaré en detalle este tema en la siguiente entrada.

Una abrazo,

Sumati

 

Recommended Posts

Leave a Comment