Como aumentar las enzimas de mi organismo

Hola!

En la entrada anterior empezamos a hablar de las enzimas, hoy vamos a ver dos alimentos excepcionales si queremos que éstas aumenten, la piña y la papaya gracias a la bromelaína y la papaína que contienen (enzimas).

La PIÑA además de enzimas, es rica en ácidos orgánicos (ácido cítrico y ácido mágico) y fibra. Para aprovechar todas sus propiedades es importante comer el tronco o al menos chuparlo, es dónde más enzimas hay!!! :)

La piña es digestiva, carminativa (buena para gases), sacia, es laxante, antiinflamatoria, antiagregante planetaria y vermífuga (buena en caso de parásitos intestinales).

Es el alimento ideal en caso de alteraciones digestivas (hinchazón, gases, estreñimiento), parasitosis, alteraciones circulatorias (varices, hemorroides, piernas cansadas…).

El único inconveniente es que en dosis altas puede producir irritaciones de la piel, dermatitis de contacto… y no se recomienda dar en complementación a personas que toman sintrón porque diluye más la sangre.

La piña podemos tomarla cortada en trozos, en jugo del fruto verde (para parásitos intestinales) y como loción (para cicatrizar afecciones de la piel).

La PAPAYA además de enzimas, es rica en betacarotenos, vitamina B y C.

Es también digestiva, vermífuga, antiinflamatoria, inmunomoduladora (equilibra energía), antiagregante plaquetario, anticelulítico y fibrinolítico (disuelve coágulos).

Es un alimento excepcional cuando hay alteraciones digestivas y hepáticas, parasitosis, alteraciones circulatorias y procesos musculares.

Puede dar alergias en niños, rinitis, asma, dermatitis de contacto… Igual que la piña, no se recomienda dar en complementación junto con sintrón porque diluye más la sangre.

Se puede consumir en cápsulas (2 cápsulas hasta 3 veces al día), extracto glicerinado (15-30 gotas hasta 3 veces al día) o en gotas para el oído (15 mil de agua destilada más 5% de papaína más 2% de bicarbonato sódico).

Recommended Posts

Leave a Comment