Beneficios de los germinados de alfalfa

Hola!

Espero que estés disfrutando del verano, esta entrada la vamos a dedicar a los germinados de alfalfa ya que es un alimento excepcional para cuando todavía hace calor y queremos depurar el cuerpo de los excesos de las vacaciones sin debilitarlo y llenándolo de minerales. Puedes añadirlos a las ensaladas o un puñadito encima de sopas o cremas frías o calientes para decorar.

Vamos a ver en detalle las propiedades de esta planta medicinal y sus beneficios :).

La alfalfa es una planta que pertenece a la familia de las leguminosas, la parte que más se utiliza son las semillas por sus propiedades nutritivas, antiulcerosa (cicatriza gracias a la vitamina K que contiene), remineralizante, antianémica e hipolipemiante.

Es una planta estupenda para convalecencias, anemia, anorexia, colesterol alto, gases, osteoporosis, úlcera gástrica o del duodeno, arterioesclerosis…

Lo nutrientes que hacen que la alfalfa tenga todas estas propiedades son los minerales (calcio, hierro, fósforo, sodio…), vitaminas (C, carotenos, grupo B…), isoflavonas (genisteina), enzimas digestivas (lipasa, amilasa, protejas…) y los derivados cumarínicos (cumestrol, medicagol, sativos…) que contiene.

Es recomendable no utilizar más de 50g de semillas al día.

La forma más recomendable de tomar alfalfa es en brotes, aunque también se puede consumir en comprimidos (3 veces al día como reconstituyente) o incluso como mascarilla exfoliante (regula el acné, mezclando a partes iguales las semillas germinadas de alfalfa con la pulpa de papaya y mezclar con infusión de ortiga blanca, regulando la secreción  sebácea de la piel).

Si quieres hacer tus propios germinados de alfalfa es facilísimo, solo necesitas las semillas, un tarro de cristal, una telita limpia, una goma y agua:

Añade las semillas al tarro de cristal, llénalo de agua, tápalo con la telita y coloca la goma para sujetar la tela y que no entre nada en el tarro. Déjalo remojar durante 6 horas.

Tras las 6h, escurre el agua sin quitar la telita para que no se caigan las semillas. Durante los próximos días añade agua y escúrrela dos veces al día.

Si hace mucho calor es mejor que metas el bote en la nevera, si no hay más de 25 grados, guarda el tarro en un lugar oscuro y seco hasta que a los 3-5 días tengas listos los brotes de alfalfa y puedas empezar a comértelos ;).

Un fuerte abrazo,

Sumati

 

Recent Posts

Leave a Comment