Alimentación Natural y Adolescentes

Buenos días,

En la anterior entrada estuvimos hablando sobre los niños y cómo empezar a darles una alimentación más natural. Hoy vamos a hablar de adolescentes.

En el caso de los adolescentes entran en juego varias cosas, por un lado el proceso por el que ellos están pasando creando su personalidad. Los niños adoran a sus padres y en general, hacen lo que éstos les dicen. En el caso de los adolescentes, suele haber un rechazo a lo que los padres les dicen. Por ello, hay que ver cómo acercarles este tipo de alimentación para que sientan que son ellos realmente los que eligen comer más sano y no lo hacen porque la madre o el padre se lo dice. Lo mejor es el ejemplo de uno mismo.

Por otro lado, está la cantidad de información que les está entrando a través del instituto, la publicidad y el marketing de todos los medios de comunicación, redes sociales… Hay que buscar la forma de imitar esos alimentos que quieres como bocadillos, pizzas, bizcochos… ofreciéndoselos de la manera más saludable posible.

Los adolescentes necesitan sobre todo mucha proteína, como comentábamos con los niños, y además necesitan muchos hidratos de carbono integrales porque tienen mucho desgaste físico, y algas para nutrir el sistema nervioso, tiene gran desgaste psicológico también.

Teniendo esto en cuenta, algunas recomendaciones son:

  • Si no les gustan las algas, meterlas en las cremas y purés, apenas darán sabor y son muchos minerales los que aportan.
  • Sustituir la carne por pescado.
  • Sustituir la pasta blanca por la integral.
  • Hacer hamburguesas vegetales con legumbres y cereales integrales.
  • Que las semillas y los frutos secos estén siempre disponibles en la cocina para comer entre horas.
  • Hacer lasañas y pizzas con pasta o harina integral, con atún o seitán y verduras.
  • Hacer bocadillos de panes integrales de masa madre con cremas de frutos secos (almendras, avellanas…) o semillas (tahini…), proteína (seitán, tofu, salmón, atún…) y verduras (pepino, champiñones, zanahoria…).
  • Emulsionar las cremas de frutos secos o tahini (mezclar una cucharada de crema con otra de agua).
  • Hacer patés vegetales (humus, lentejas, zanahoria…).
  • Aumentar el consumo de sal y aceite (en comparación con la alimentación de los niños)
Recommended Posts

Leave a Comment