Una ayudita para reengancharme a la rutina

Hola,

En la entrada anterior estuvimos hablando del arándano, como planta que nos ayuda a evitar infecciones además de tener un efecto muy positivo ante patologías del sistema cardiocirculatorio.

En la misma línea, para ayudar a la vuelta tras las vacaciones vamos a ver otra planta muy interesante, el ginseng. A veces necesitamos una ayudita para reengancharnos a nuestras actividades, después de haber estado desconectados por las vacaciones, la sola idea de volver al trabajo puede suponer gran nivel de estrés y hace necesario un periodo de adaptación, puedes ayudar con la dieta (que hablaremos en la próxima entrada) y también con algunas plantas medicinales, por ejemplo el Ginseng.

Hay diferentes tipos de Ginseng, el coreano y el americano. El primero es más estimulante mientras el segundo es más hipotensor y sedante del sistema nervioso.

Por ello, el primero se recomienda en caso de falta de energía, hipotensión… y el segundo justo al contrario, para ayudar a equilibrar el sistema nervioso en caso de hipertensos.

Ambos son neuroprotectores, aumentan la función cognitiva y cerebral, son adaptógenos y ayudan a aumentar la resistencia al estrés, reduciendo la fatiga física y mental. Son afrodisiacos, hipoglucemiantes (bajan el azúcar) y fortalecen el sistema inmune.

Es bueno tomar ginseng cuando hay agotamiento físico, mental o emocional, convalecencias, falta de concentración y memoria, impotencia sexual…

El ginseng coreano está contraindicado en hipertensos, periodos de infección, mastopatías fibroquística, cáncer de útero, de ovario o de próstata. Contraindicado también en caso de embarazo, lactancia, personas que utilizan anticoagulantes (warfarina) u otros estimulantes. Cuando se toma junto con antidepresivos puede producir dolor de cabeza o hipertensión. Evitar su consumo por periodos superiores a 3 meses ya que puede producir insomnio, nerviosismo…

Ánimo con la vuelta al trabajo!!! Una gran sonrisa

 

Recent Posts

Leave a Comment